Similitudes entre Diabetes Tipo 1 y Tipo 2

Hay muchas diferencias entre el tipo 1 y diabetes tipo 2 – es decir, cómo y por qué una persona tiene la enfermedad.

Pero también hay similitudes. Estas incluyen cómo la enfermedad es tratada y las dietas que personas con diabetes pueden seguir.

Una vez que se diagnostica la diabetes ya no es realmente una cuestión de por qué tratarla, sino cómo tratarla.

Ya se trate de la diabetes tipo 1 donde no se produce suficiente insulina o  diabetes de tipo 2 donde la insulina que se produce no se está utilizando, el tratamiento tradicional es proporcionar más insulina para el cuerpo.

.:[ Melissa ]:. / Health Photos / CC BY

Esto se hace comúnmente con una inyección de insulina en la mañana o espaciada a lo largo del día con múltiples inyecciones, que se determinará individualmente según requerimientos de insulina – no según el tipo de diabetes que tenga.

Generalmente, la diabetes tipo 1 solía aparecer en en niños o adultos jóvenes menores de 25 años y la diabetes tipo 2 se diagnosticaba en adultos de más de 40 años.

Lamentablemente, con los años han habido muchos casos presentando lo contrario, demostrando que cualquier persona puede estar en riesgo de ser diagnosticados con diabetes tipo 1 o tipo 2 – adultos han sido diagnosticados con diabetes tipo 1 y se ha encontrado niños que tienen diabetes tipo 2.

La gestión de cualquier tipo de diabetes también depende de una dieta saludable y ejercicio regular.

Track path at Tanjong Rhu across the Singapore Indoor Stadium
williamcho / Foter.com / CC BY-SA

Al mantener un peso corporal saludable y mantenerse activo, una persona puede reducir los requerimientos de insulina y mantener sus niveles de azúcar en un rango seguro (establecido por su médico).

A pesar de las diferentes razones para tener la diabetes, los dos tipos son muy similares en varias formas y el plan de tratamiento que funciona para uno, ayuda para ambos.

Otro rasgo común que comparten es las complicaciones que pueden surgir en los órganos internos (especialmente los riñones).

¿Qué es la Diabetes Tipo 1?

La diabetes tipo 1 ocurre cuando el páncreas de una persona no es capaz de producir suficiente insulina para que el cuerpo pueda funcionar correctamente.

Sleeping
Ed Yourdon / Foter.com / CC BY-SA

La diabetes tipo 1 se considera una enfermedad auto inmune: las propias células del cuerpo atacan a las células en el páncreas que producen insulina, ya sea destruyéndolas por completo o bastante de modo que no se puede producir suficiente insulina.

Las personas que son diagnosticadas con diabetes tipo 1 a menudo se sorprenden porque no está vinculado al estilo de vida o un peso corporal saludable, sino más bien con herencia o mutación genética.

Por el momento, aún no hay consenso de investigadores que explique exactamente que hace que una persona pueda desarrollar diabetes tipo 1.  Aunque si hay factores de riesgo que pueden aumentar las probabilidades de una persona de ser diagnosticada.

Otro nombre para la diabetes tipo 1 es la diabetes juvenil. La razón de esto es debido a que el mayoría de las personas diagnosticadas con diabetes tipo 1 son menores de 25 años. Existen reportes de pacientes que son diagnosticados con la enfermedad siendo mayores, pero esos son excepciones.

Puede haber un vínculo genético que hace que la gente a convertirse en dependiente de insulina pero la relación exacta aún no se ha descubierto.

Los diabéticos de tipo 1, tradicionalmente, tienen que tomar insulina para el resto de sus vidas.

La cantidad de insulina que toman puede variar con la dieta y el peso a través de los años.

Los diabéticos de tipo 1 deben vigilar cuidadosamente su orina para detectar cetonas cada mañana, ya que es probable que sean diagnosticados con cetoacidosis diabética – una afección muy grave.

Esta es la forma del cuerpo de comunicar que no está recibiendo suficiente combustible y está utilizando las células de grasa como energía en lugar de la comida que se está consumiendo, esto produce alto nivel de cuerpos cetónicos en la sangre y orina, tóxicos para el cuerpo.

Actualmente, el número de personas con diabetes tipo 1 es relativamente pequeño en comparación con el número de personas que están siendo diagnosticados con diabetes tipo 2.

Desgraciadamente las cifras para la diabetes tipo 2 seguirán creciendo en conjunto con las tasas de obesidad.